Yves Saint Laurent, nació en 1936, en el seno de una de las familias más ricas de la ciudad de Orán, por entonces colonia francesa de Argelia.

Siendo un niño, se sentía atraído por el mundo de los diseños y los disfraces, y también por la lectura de las revistas de moda Vogue. Por estas peculiaridades de aquel entonces, Yves sufrió acoso escolar. Para soportar de mejor manera, la crueldad de los nin@s, Yves soñaba con ser algún día famoso. 

En 1950, envió tres diseños al concurso del Secretariado Internacional de la lana. Con la mayor de las ilusiones recibió el tercer premio. Su madre y él acudieron a París, para recoger este premio, donde, para la sorpresa de Ives, allí lo recibió el redactor jefe de su revista favorita Vogue. Michel de Brunhoff, estaba entusiasmado y abrumado por los diseños del joven, le recomendó estudiar en la Chambre Syndicale de la Couture, el joven le hizo caso, y tras graduarse en Orán se mudó a París.

Un año después, de nuevo, participó en el concurso del Secretariado Internacional, esta vez, su ilusión fue aún mayor, pues ganó el primer premio. Como anécdota, en aquel concurso derrotó al joven Karl Lagerfeld. 

El responsable de la revista Vogue, seguía creyendo en el talento de Yves Saint Laurent, y envió bocetos del joven al consagrado ya diseñador Christian Dior. 

El gran modisto decidió de inmediato sumarlo a su taller y con 18 años entró a trabajar en la Maison Dior. 

Sus tareas iniciales fueron muy básicas, como decorar el estudio o diseñar algunos accesorios. Sorprendentemente Christian Dior, eligió a Saint Laurent como sucesor, ante la extrañeza del joven y de su madre. Aquel mismo año, el gran modisto francés falleció de un infarto.

Con tan solo 21 años, Saint Laurent se convirtió en el modisto más joven de la alta costura francesa. Un año después con la presentación de su colección, alcanzó el éxito absoluto, prolongando el estilo New Look de Dior. Con este éxito consiguió rescatar la firma de la quiebra.

Farah Diba, lo eligió para que diseñara su vestido de novia con el Sha de Irán. Pero sus creaciones posteriores crearon duras críticas.   

Su carrera en Dior, se interrumpió en 1960, cuando fue convocado para cumplir el servicio militar. Saint Laurent, duró apenas 20 días en el ejército. 

Sufrió un ataque de estrés debido a las constantes burlas de sus compañeros y acabó ingresado en un hospital militar. Su estado emocional empeoró cuando estando hospitalizado supo que habían prescindido de él, en la Maison Dior. 

Lo trasladaron al hospital psiquiátrico de Val-de-Grâce, un centro recordado con horror por sus agresivas terapias de electroshocks y administración continuada de sedantes y otros fármacos. Vivencias que posteriormente le causaron problemas emocionales y adictivos. 

A finales de 1960, Saint Laurent, regresó a París. Con la ayuda de su amigo Piere Bergé, demandó a la empresa Dior por daños morales. Con el dinero recibido de la demanda, y sumando el apoyo financiero del empresario J. Mack Robinson, creó su propia casa de costura.

Mostrando 1–4 de 26 resultados

× Dudas?