Louis Vuitton, nació en Anchay, una pequeña aldea, al este de Francia. Su madre falleció, cuando él tenía tan solo 10 años. 

Su padre se casó de nuevo y cuenta la leyenda, que su madrastra era tan perversa que Louis, con tan solo 13 años, decidió huir caminando hasta la bulliciosa ciudad de París.

Durante más de dos largos años de viaje hacia París, Louis Vuitton trabajó y se alimentó como pudo, buscando refugio donde encontrase. Hasta 1937, cuando con 16 años recientemente cumplidos, había conseguido su propósito, llegar a la ciudad de París. El contraste de la Capital de aquel entonces le pareció curioso, la imponente grandeza y la revolución industrial, contrastaba con el lado adverso de la pobreza y las devastadoras epidemias. 

El exitoso fabricante de embalajes, Monsieur Marechal, ofreció trabajo como aprendiz al adolescente Louis Vuitton. Fue entonces, cuando el joven se dio cuenta de que la fabricación de maletas era un oficio muy respetable, y en tan solo unos años, aprendió la profesión al detalle, y consiguió una muy buena reputación entre la burguesía parisina, como practicante del oficio.

En 1851, 16 años después de que Vuitton llegara a París, Luis Napoleón Bonaparte, realizó un golpe de estado, convirtiéndose en presidente de la República Francesa y un año después asumiendo el título de Emperador. 

La esposa de Napoleón III, lo contrató como su fabricador personal de maletas. Ella le abrió ampliamente las puertas a la clientela real francesa y española. 

El año 1854, estuvo lleno de cambios para Vuitton. Conoció a Clemence-Emilie, la que sería su mujer. Pocos meses después de su matrimonio, abandonó la tienda de Monsieur Marechal, y abrió su propio taller de confección y embalaje. 

Acabó cambiando el concepto de sus maletas a las que les dio una forma rectangular, también usó materiales más ágiles e impermeables, que tuvieron un inmenso éxito, que a día de hoy perdura. 

En la guerra de 1870, se destruyó el imperio francés, y en 1871, Vuitton se quedó sin nada. Pero su espíritu obstinado, que le caracterizaba desde los trece años, hizo que se dedicara inmediatamente a la restauración de su negocio. Louis Vuitton, murió en 1892, dejando el legado de su firma a su hijo Georges Vuitton, quien en 1886 inventó la cerradura TUMBLER de 5 tambores a prueba de robo, convirtiendo los baúles, en auténticos cofres del tesoro.

Louis Vuitton, valiente, obstinado, revolucionario y eficaz, tras más de dos años caminando, huyó de su casa siendo un niño y llegó a la Ciudad de París, convertido en adolescente. Indudablemente, llegaría muy lejos en su vida y así lo ha demostrado.

LVMH posee hoy en día, más de 450 boutiques de su emblemática firma de lujo, en más de 63 países. 

Sin duda, Vuitton, ha llegado muy lejos en su camino.

 

Louis Vuitton y Supreme

LOUIS VUITTON Y SUPREME: UNA COLABORACIÓN LEGENDARIA.

La firma de lujo Louis Vuitton y la marca Neoyorquina de streetwear Supreme, se unen para realizar una colaboración insólita, creando una colección cápsula en 2017.

Esta colección de la casa francesa fundada en 1854, especializada en marroquinería de lujo y la marca de streetwear Supreme, nos han sorprendido a todos de la mejor manera. 

En esta colección pudimos encontrar artículos y prendas prèt – à – porter, desde bolsos, gafas de sol, llaveros, carteras, bandanas, bufandas, t-shirts, hasta sneakers y otros accesorios y prendas de vestir.

El origen y la esencia de las dos firmas es muy diferente. Louis Vuitton se fundó en 1854, hoy en día reconocida marca de lujo. Con esta colaboración la firma ha llegado a las nuevas generaciones con referencias urbanas. La marca Supreme, nada tiene que ver, nació en New York en el año 1994, dedicada al mundo del skate y hoy en día se ha convertido en un referente para la moda Hype y el streetwear.

El savoir–faire de estas prestigiosas firmas ha conquistado las calles, y la colaboración se ha convertido en icónica, se reconoce con la presencia del color rojo, que marca el ADN de la marca Supreme y el famoso Monogram de Louis vuitton.

En la actualidad, estas prendas y accesorios de Louis Vuitton x Supreme son todo un sueño para los coleccionistas.

 

× Dudas?