En los años 1920, los hermanos Adolf y Rudolf Dassler, ya empezaban a ser valorados con prestigio por sus calzados casi artesanales.

Adolf, era el menor de los hermanos y heredó el talento del padre para la fabricación de calzado artesanal. Rudolf, 2 años mayor, era el administrador y estaba especializado en relaciones públicas. Los dos hermanos eran muy deportistas y grandes amantes del atletismo y del fútbol.

En aquellos años, los calzados Dassler, ya eran apreciados por entrenadores y deportistas alemanes.

Adolf soñaba con diseñar el mejor botín de fútbol y también la zapatilla más liviana, para correr los 100 metros en los Juegos Olímpicos.

En 1928, los atletas alemanes, estrenaron los calzados Dassler en las olimpiadas de Ámsterdam, y en 1932, consiguieron crear una espectacular zapatilla adecuada para los 100 metros.

Con los primeros éxitos, llegaron las primeras disputas. Entre hermanos se cuestionaban, quién de ellos era más importante para el negocio familiar. ¿El genio creativo de Adolf, o el saber vender de Rudolf?

La llegada de la guerra agravó aún más la relación entre ellos. Después de tres meses como soldado, las autoridades permitieron a Adolf volver a la vida civil para fabricar cinturones, mochilas y otros accesorios para los soldados. Todos los alemanes debían participar en el esfuerzo de guerra.

Los nazis no creyeron que Rudolf fuese tan importante en la fábrica y lo destinaron al frente polaco. Aunque patriota, se sintió menospreciado por su labor en el negocio familiar. Desde el frente amenazaba a su hermano con el cierre de la fábrica, para que así también él se hiciese soldado y luchará en la guerra.

Rudolf quiso huir de la guerra y acabó encerrado en un campo de prisioneros, siempre creyó que su hermano pequeño lo había denunciado. Finalmente acabó liberado.

En el año 1948, los hermanos acabaron separándose. Adolf se quedó con la casa y la pequeña empresa familiar llamada “Gerbüder Dassler Schuhfabrik”. Rudolf cruzó el río, y a solo 500 metros nació su nueva empresa Puma.

Ese mismo año, nacieron las dos marcas emblemáticas ADIDAS Y PUMA.

ADIDAS, se compone del diminutivo de su nombre ADI y DAS, de la primera sílaba de su apellido.

PUMA, viene de un recuerdo de Rudolf, cuando sus amigos deportistas de juventud lo llamaban así. 

Desde los años 1950 hasta 1970, la lucha entre hermanos nunca cesó. Rudolf falleció en 1974, su hermano pequeño Adolf, cuatro años después, en 1978.

Los dos hermanos compartieron el pequeño pueblo de Herzogenaurach, en Baviera, Alemania, donde el odio familiar les dio origen, y donde hoy, continúan las dos sedes centrales, y donde la descendencia de ambos hermanos rivales continúan la guerra de sus progenitores.

× Dudas?